jueves, 27 de mayo de 2010

Henri Rousseau en el Guggenheim de Bilbao.

Cien años después de la muerte de Henri Rousseau, en 1910, el Museo Guggenheim Bilbao, en colaboración con la Fondation Beyeler de Basilea, dedica una exposición a este extraordinario pintor francés. Aproximadamente treinta obras maestras recorren la gran variedad de su carrera artística y subrayan la relevancia de Rousseau como uno de los principales precursores del arte moderno, cuya influencia va más allá de la temprana consideración del artista como "encantador, aunque algo extraño y naif". Además de sus conocidas pinturas de la jungla, características de su obra más tardía, Rousseau también pintó vistas de París y sus alrededores, retratos, alegorías y escenas costumbristas en un estilo innovador, que puede considerarse un "collage pintado". Estas yuxtaposiciones visuales —la civilización y la naturaleza, las distribuciones cuasi-simétricas y hieráticas de las figuras y los elementos, y la combinación de espacios vacíos y otros densamente poblados— muestran el sólido y magnífico repertorio de Rousseau.

Del 25 mayo 2010 - 12 septiembre 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario